<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8621533\x26blogName\x3d%C2%BFPara+qu%C3%A9+el+mundo+real+si+ya+existe+...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://pragmata.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://pragmata.blogspot.com/\x26vt\x3d2811880380501966734', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

18.10.04

Declaración de guerra (¿a la piratería o a la innovación?)

El Departamento de Justicia estadounidense (que es viene a ser el Ministerio de Justicia de ese país) ha anunciado una declaración de guerra contra la «piratería», como informa Copyfight. La declaración está articulada en un extenso informe sobre la propiedad intelectual (archivo pdf).

Declan McCullagh es autor de un artículo en el que analiza la postura del ministerio público estadounidense. La postura del Departamento de Justicia estadounidense está claramente a favor de las posturas más represivas de la industria discográfica y cinematográfica. El Departamento contará con más medios humanos y legales para perseguir los delitos de «piratería». Parece que su intención es tratar a la gente que se descarga música y películas para su propio uso y sin ánimo de lucro sin contar con el consentimiento de los titulares de los derechos como si fuesen culpables de delitos graves. Eso convertirá a una cantidad no despreciable de ciudadanos estadounidenses en delincuentes graves.

Por si lo anterior no fuese grave, el Departamento de Justicia se permite apoyar dos proyectos de ley que están discutiéndose en el gobierno, la Piracy Deterrence and Education Act y la Induce Act. La primera propuesta de ley hará que el contribuyente pague la lucha contra la descarga ilegal de archivos de internet, porque, según entiendo, serán perseguidos por el ministerio público estadounidense con acusaciones penales y no sólo civiles. La segunda proposición de ley permite que cualquiera que fabrique cualquier programa o aparato que permita la infracción de derechos de autor sea culpable de inducción a la infracción. El informe no deja en claro cuál es su posición ante la Digital Media Consumers’ Rights Act, pendiente todavía de aprobación, que permitiría el uso de sistemas que desbloqueen la protección digital siempre que se trate de uso legítimo.

Los derechos de autor son el acuerdo sobre el que se asienta la creatividad y la cultura, si rompemos ese equilibrio, el desarrollo cultural se resentirá (y también las ventas).