<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8621533\x26blogName\x3d%C2%BFPara+qu%C3%A9+el+mundo+real+si+ya+existe+...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://pragmata.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://pragmata.blogspot.com/\x26vt\x3d2811880380501966734', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

19.10.06

El premio a la creatividad

Buscando en la red, me encontré con un premio de la Fundación Epson Ibérica. No me interesa la temática, que sería «al mejor ensayo sobre cibercultura y sobre aspectos filosóficos o éticos de la nueva sociedad tecnológica», sino una de las bases de su concurso:

7.- La obra ganadora será publicada por la Editorial Gedisa. La cuantía del premio (6.000 €) se entenderá en concepto de derechos de autor. La editorial será depositaria de los derechos de edición de la obra ganadora tanto en formato impreso como en digital. Sólo en casos excepcionales, en que por criterios editoriales sea inviable la publicación, la Fundación gestionará la misma de manera preferente. En cualquier caso, en la edición de la obra se hará constar que la misma ha sido Premio de Ensayo Eusebi Colomer de la Fundación Epson.

Puesto en román paladín, si ganas el premio te quedas sin la obra. En el fondo el premio es un contrato de edición obligatorio, que por ofrecer una cantidad fija, durará 15 años (si la remuneración es de porcentaje por ejemplar, serían sólo 10 años). Entiendo que es más que dudoso que el contrato de edición sea válido si no hay nada firmado, pero es más que posible que la cesión de derechos en favor de la Fundación Epson sea vinculante por la aceptación de las bases del concurso. Y lo peor es que esa cesión de derechos puede tener validez como en los contratos de edición anteriores a 1987, esto es, por toda la duración de los derechos de autor.

En cuanto a los derechos de explotación económica, no sé quién hace negocio. Porque si realmente el libro es bueno (cuestión no tan improbable) a Gedisa le puede empezar a compensar pagar mucho más que el premio. Además, el presunto contrato de edición también expoliaría los derechos de traducción a otras lenguas, ¿o no? Desde luego, esa cláusula es habitual en los contratos de edición, aunque no sé si es válida legalmente (desde luego, no debería de serlo en ningún caso).

Desde luego, el citado premio es realmente una trampa, hecha de modo más o menos consciente por la Fundación Epson y/o Gedisa. No por casualidad, un buen ensayo para este premio sería la necesidad de adaptar los derechos de autor del modelo de la imprenta a internet, donde el poder no está en los impresores (o editores, como ahora se llaman), sino en los autores.